Ruta con niños por la Boca del Asno

 


Ya he guardado los bañadores, lo que más o menos quiere decir que para mi empieza el otoño,  una época perfecta para nuevos propósitos entre ellos disfrutar más de la naturaleza  cercana y en los alrededores de Madrid tenemos muchos lugares para ello, por ejemplo la zona de Boca del Asno, donde por cierto, también te puedes llevar el bañador. Te proponemos una ruta sencilla pero muy bonita, ideal para hacer con niños.

Situada en los Montes de Valsaín, a pocos kilómetros de Madrid, en plena Sierra de Guadarrama, encontramos esta  garganta fácilmente accesible desde el área recreativa, sin embargo, si hace buen tiempo y no madrugas demasiado, puedes encontrarte con el parking completo, pero tranquilo, casi toda esta gente se quedará en el área de recreo.

Para evitar aparcar en el arcén (o más bien la multa que te puede caer si lo haces) y esquivar posibles aglomeraciones (muy mal vistas en tiempos de coronavirus), nosotros recomendamos iniciar el paseo en el Área Recreativa Los Asientos que se encuentra a escasos 4 kilómetros río arriba.

Los Asientos cuenta con un parking para más de 200 vehículos (o eso nos dijo el personal de seguridad que lo custodiaba), dispone de una gran zona de picnic con bancos y mesas en los alrededores, caballos pastando plácidamente en los prados aledaños, un parque infantil decente y acceso directo al sendero que queríamos seguir. ¿Qué más se puede pedir?


Pues por pedir que no quede: otra zona de picnic totalmente equipada y otro parque infantil a menos de un minuto del principio camino, es decir, hay que volver a hacer escala.



Cuando los peques consideren que es el momento oportuno de abandonar los columpios, seguiremos el sendero con el río siempre a nuestra derecha.

Esta ruta, es perfecta para los días en los que el sol aprieta porque discurre a la sombra de enormes pinos y puedes refrescarte, o mejor dicho, te verás obligado a refrescarte los pies ya que a kilómetro y medio más o menos,  hay una zona en la que tienes que cruzar el río, no porque sea necesario, si no porque quién es el guapo que le niega hacerlo a un niño emocionado con la idea de poner a prueba sus sandalias de goma (que por algo las hemos traído).



A partir de aquí, el río quedará a nuestra izquierda y continuaremos por un sendero fácilmente identificable que nos lleva hasta el Puente de Navalacarreta.

Hasta ahora, el tramo realizado (poco más de 2 km.) se encuentra en unas condiciones que hacen factible recorrerlo con carrito (prescindiendo, claro está, de cruzadas por las frías aguas), sin embargo, la senda que continúa hasta la Boca del Asno se estrecha y en ocasiones las raíces y obstáculos te convertirán en un porteador,  más que en un excursionista que disfruta del camino.

Este punto es el lugar ideal para plantearse un retirada si la cosa se empieza a poner fea, es decir, si los peques comienzan a manifestar indicios de cansancio o desmotivación, si has tenido la brillante idea de traer el carrito hasta aquí o si la climatología empieza a apuntar maneras es conveniente ser consciente que desde este lugar quedan unos 2 km hasta al Boca del Asno y otros 4 más si has dejado el coche en los Asientos y tienes que volver.



En nuestro caso, aprovechamos los aledaños del puente para tomar un refrigerio y la decisión de que un miembro del equipo debía sacrificarse por el bien común, es decir, conocemos lo suficientemente bien a nuestra hija para predecir con toda claridad que no iba a aguantar la vuelta completa y si lo intentábamos, los que no aguantarían lo pesada que se pone cuando está cansada seriamos nosotros.

Conclusión: Llegaríamos hasta la Boca del Asno dónde uno de los progenitores se encargaría del cuidado y entretenimiento de Telma, mientras el otro emprendería el camino a la inversa en solitario para coger el coche y reunir de nuevo a la manada sin tener que andar demasiado.



Soy el único que conduce, por ahora, en esta familia así que te puedes imaginar a quién le tocó la vuelta express.


¡Por allí tienes que ir papá!

Datos técnicos

Longitud: 3.8km (sólo ida)

Duración: de 40 min (Llanero solitario) a 6 u 8 horas dependiendo de cómo tenga el día.

Dificultad: Fácil

Época del año: primavera, verano, otoño

Carrito no recomendable si pretendes hacer la ruta completa

Recomendable llevar suficiente agua, no hay fuentes en el camino y sí demasiada gente refrescándose los pies para beber la del río.


Detalle de la flora de la zona

Nota: Lleva tu propia comida porque como esperes alimentarte con los frutos maduros que recolectes en el camino llegas dos mil excursionistas tarde.


Share this:

0 comments:

Publicar un comentario