Sicilia con niños: Impresiones y ruta

VALLE DE LOS TEMPLOS

Este viaje nos ha vuelto a traer a Italia, en esta ocasión ha consistido en recorrer con nuestra hija de 3 años Sicilia en 15 días, 5 alojamientos reservados con antelación para evitar contratiempos y “estreses”, haciendo toda la ruta por libre y en coche de alquiler, iniciamos nuestro periplo entrando por el aeropuerto de Palermo y salimos por el de Catania.

Después del fresquito y perfección de los pueblos del verano pasado en Selva Negra y Alsacia, este año nos apetecía algo más decadente, sur, sol y playas, hasta ahí estaba claro. Pero la posibilidad de todo eso junto con el patrimonio artístico y arquitectónico más rico de Italia, deliciosa gastronomía y precios bastante accesibles nos hizo decantarnos por Sicilia.
Catedral de Palermo
Valle de los Templos
Ya estamos de vuelta y tocan las conclusiones.

Para los apasionados del arte y la historia es un destino alucinante y seguramente que tenga o no playa sea lo de menos. Para nosotros su atractivo ha residido en la mezcla de todo lo que ofrece. Pasar de una de las  ciudades más caóticas de Europa (o la más) pero con un legado artístico de los más variado, a bañarte en aguas cristalinas, hacer una excursión al volcán Etna (este no fue nuestro caso), pasear por ciudades barrocas, medievales, pueblos marineros, o visitar uno de los yacimientos arqueológicos más grandes y mejor conservados del mundo son algunos ejemplos de todo lo que puedes hacer en tus días por Sicilia.
Palermo

Palermo
Yo me quedo sobre todo con Cefalú, Ortigia, Taormina, Favignana, con algunos detalles callejeros de Palermo (otros me han horrorizado) y David también con el Valle de los Templos.  Con la luz y carácter mediterráneos, con lo rico que hemos comido, las granite y los helados de ricotta, con la emoción de Telma en sus primeros baños del verano, las risas con el carrito por caminos imposibles, los juegos con las niñas vecinas de Palermo y muchos otros momentos sencillos que nada tienen que ver con los monumentos.
CEFALU
Cefalú
Taormina y la típica cerámica siciliana
Favignana
Sicilia nos ha gustado, es un destino muy completo y lo recomendaríamos sin dudar a cualquiera. Peeeeero tampoco ha sido el viaje nuestra vida, no nos ha llegado a atrapar, ni nos hemos marchado con la idea de que algún día volveremos, con lo que hemos disfrutado de allí nos parece suficiente.

Me ha faltado emocionarme con los paisajes aunque nadie me dijo que eso pasaría y otros lugares no han sido lo que esperaba. Quizá sea un destino demasiado cultural como para sacarle todo el partido que merece al ir con una niña pequeña, o es que realmente cada vez nos enganchan más los destinos de naturaleza o que ya vamos necesitando mayor dosis de aventura, o de sorpresa (aunque Palermo nos dio lo nuestro), un poco de todo.

Son sólo sensaciones, producto también de las historias que uno lleva dentro, más que del destino es sí, que insisto, es muy recomendable. Monumentalidad y mar a partes iguales.

SOBRE EL ITINERARIO

Aunque lo parezca, no se nos ha ido la cabeza  por reservar 5 alojamientos para una misma isla, solo para 15 días y encima con una niña. 


Sicilia con unos 1500 km de costa, es la isla más grande del Mediterráneo. Lo habitual, sobre todo si vienes más de una semana, es hacer un recorrido en sentido circular porque los principales puntos de interés, que son muchos, están cerca del litoral.

Establecer menos campamentos base y hacer más kilómetros diarios o cambiar más de alojamiento ya depende de cada uno, nosotros preferimos lo segundo.


Además en caso de tener que estar cambiando de alojamiento te voy a hacer una superecomendación que me agradecerás si es que aún no lo has usado: el set de organizador de equipaje. Esto es como con las cajas de almacenaje para los armarios, una vez que las pruebas ya no puedes dejarlas.
La ropa de los 3 en una sólo maleta
Viene genial si es ropa de verano y llevas maleta (no sé tanto en mochila) Con él hacemos y deshacemos equipaje en un pliqui, la ropa está como en cajones, organizada por tamaños o categorías, sólo hay que sacar las bolsitas y procurar mantener orden diario.

Volviendo al itinerario, hemos viajado a ritmo tranquilo, dejando muchas de sus joyas sin ver, intentando combinar cada día, visitas culturales, a pueblos o trayectos más largos en coche (máximo 2h y media), con playa o piscina. Nuestra hija ya con 3 años, demanda más que nunca planes divertidos para ella (no hablo necesariamente de planazos infantiles), y la verdad es que los núcleos urbanos de Sicilia le ofrecían bastante poco.

Así es el esquema de nuestra ruta que ya desarrollaremos

Día 1: Llegada a Palermo y visita a la ciudad.
Día 2: Excursión de un día a Cefalú - Palermo
Día 3: Palermo –Playa de Mondelo
Día 4: Erice – Trapani (2 noches)
Día 5: Excursión a Favignana (Islas Egadas) – Trapani
Día 6: Alojamiento de Agrigento (1 noche) – Valle de los Templos
Día 7: Scala dei Turchi – Playa Fontane Bianche – Siracusa (4 noches)
Día 8: Ortigia- Playa Arenella
Día 9: Noto – Marzamemi- Playa Calamosche
Día 10: Playa de Gelsomineto – Ortigia nocturna
Día 11: Giardini naxos (4 noches)
Día 12: Taormina – Isola Bella
Día 13: Gole Alcantara
Día 14: Castelmola – Isola Bella
Día 15: Vuelta a casa

Castelmola
Erice
¿Qué cambiaríamos de la ruta? 

Dejaría 3 noches en Giardini Naxos en lugar de 4 para darle una más a Agrigento, de esa forma haber sacrificado Castelmola que tampoco lo vemos imprescindible.

Me explico:

Ponte en situación, día 6, viaje pesado y mareante (unas 2:30 h) desde Trapani hasta Agrigento, calor y llegada a nuestro agriturismo con piscina y parque infantil, a ver quien coge ahora, le corta el rollo a la niña y se la lleva a ver piedras. “David, ve tu solo”.

La opción de mega madrugón al día siguiente para ir al Valle de los Templos y a continuación Scala dei Turchi tampoco hubiera sido solución, cansado para la niña, calor y frustración porque tampoco resultó una playa buena para el baño, al menos cuando estuvimos estaba plagada de medusas.
Scala dei Turchi


  No nos hubiera importado nada pero que nada, nada, dormir en Favignana (día 4) en lugar de Trapani, pero ese capítulo ya lo contaremos.

  En lugar de ir a Ortigia dos veces porque nos apeteció verla de noche también, habría ido a Ragusa que es una ciudad muy recomendada, craso error porque Ortigia no es el típico sitio que gana de noche.
Ortigia

  Estamos convencidos que ver el Estromboli debe ser una experiencia que merece la pena, barajamos esa opción pero eso hubiera sido cambiar toda la ruta. Al final, no hay mal que por bien no venga, porque en los días que estábamos por allí fueron las explosiones del volcán, al mes siguiente se han vuelto a repetir.



Si no dispones de mucho tiempo o no te quieres complicar la vida, echa un vistazo a estas EXCURSIONES o VISITAS GUIADAS en Sicilia, la mayoría en español y hasta un free tour gratis por Palermo


SICILIA CON NIÑOS

A favor:

- Las playas. El mayor aliciente de Sicilia para los niños son las playas, ¿para qué se lo vamos a quitar a los probreticos? Osease, si es con ellos y sobre todo son pequeños como la nuestra, iría en primavera o verano, incluso a pesar de turistear con el calorazo que pueda hacer, que lo hace, en julio o agosto. De poder elegir, junio siempre es el mes europeo ideal, de septiembre me fío poco.

- La gastronomía. La comida con niños en Italia nunca será un problema y en Sicilia en concreto está para chuparse los dedos. Pasta diaria sin remordimientos, estás allí y allí es lo que se come. Nuestro plato estrella fue la pasta alla norma, riquísima, la segunda opción del día, pescado a la plancha y filetes de pollo empanados. Por no hablar de la cantidad de heladerías que vas a encontrar a tu paso. Padres de hijos que comen mal, agradeceréis durante cada comida haber elegido Sicilia como destino de vacaciones.

- A excepción de Palermo, todas las localidades que hemos visitado son fácilmente recorribles a pie y con calles peatonales por las que poder asilvestrarse.

- Asisitir a los fuegos artificiales nocturnos del Estromboli desde el mar en un crucero por la isla, subir en funicular o montar en bici por la isla de Favignana de cala en cala son algunas de las experiencias divertidas  que pueden tener en Sicilia.

- Recomendamos mucho el Spray Park que hay en Gole de Alcántara, cerca de Taormina. 

En contra:

- Hemos echado de menos más oferta de actividades para ellos además de parques acuáticos, así como zonas verdes para pasear o parques infantiles más allá de un triste tobogán a la solana. Solo encontramos uno en Taormina en unos jardines preciosos por cierto. Así que en este sentido no puedo decir que sea un destino muy kid-friendly  precisamente.

- Palermo tampoco es que sea la ciudad ideal para visitar con niños. Si bien es cierto que el centro lo puedes conocer andando, quitando unas cuantas avenidas principales que son peatonales, el tráfico es caótico y las aceras fatales para ir con la silleta de paseo o directamente inexistentes. Capítulo aparte la suciedad y la cantidad de basura acumulada de algunas zonas.  No por ello, desaconsejo su visita, aparte de todo lo que tiene que tiene para ver, resulta una ciudad alegre y con mucha vidilla callejera pero es bueno saber que su visita puede resultar una aventura a veces desquiciante.

- Igualmente no creo que Sicilia se haya ganado el sello de “Destino de Turismo Familiar” por sus alojamientos. Me  refiero sobre todo a alojamientos con la tan valorada “zona de juegos infantiles” y entretenimientos varios, como los que hay cientos en España. Con piscina sí, pero poco más.  Al menos dentro del margen de precio que nos marcamos, máximo 100€/noche, fue difícil encontrar. Al final quedamos contentos con nuestras reservas aunque no era lo buscábamos.
Subida a Erice en funicular
ALQUILER DE COCHE

En este tema siempre tengo la sensación de que “la cago” y que al final acabo palmando pasta.

Como en ocasiones anteriores la reserva y gestiones las realizamos a través de rentalcars y como en ocasiones anteriores que alquilé un vehículo en Italia la mejor oferta era la de goldcar.

Ya venía con la lección aprendida y no quería sorpresas con el tema del seguro en la oficina de recogida, así que opté por la “Cobertura Premium” de Rentalcars, que a la postre, cuando te lees los términos y condiciones sin el calentón emocional que provoca la cercanía de un viaje, descubres que más bien es la póliza “Con el Culo al Aire Premium” porque sólo cubre la devolución de la franquicia en caso de percance, es decir, te reembolsan los 1200€ que te bloquean de la tarjeta de crédito en caso de que el vehículo sufra daños de algún tipo. Ahora bien, si la avería, accidente, o percance supera esa cantidad, el restante lo abonas de tu bolsillo, o sea que si te roban el coche y está tasado en 10.000€ te quedarán 9.000€ menos para viajar, y eso si que es un lujo que no nos queremos permitir.

Otro lujo que no nos queríamos permitir era incluir en el alquiler la sillita para el bebe. Estas empresas se aprovechan un montón y ponen precios disparatados para estos elementos y yo odio los abusos y más en lo que se refiere a equipos de seguridad que deberían ser gratuitos.

El precio de alquiler de la sillita de seguridad rondaba los 100€ por los 15 días que duraba el viaje y preferimos invertir mucho menos que esa cantidad en una mochila/alzador portátil Trunki BoostApak que nos recomendaron desde Locos por los viajes y que ha resultado ser una estupenda inversión. 


Se trata de una mochila convertible en alzador adaptado para niños de 4 a 12 años/15-36 kilos compacta, ligera y fácil de transportar e instalar. El hueco que queda bajo el asiento es muy práctico para llevar la comida del pequeño, sus juguetes, un cojín, una mantita…

Para nosotros el único inconveniente de la mochila Boostapak se presenta a la hora de dormir ya que los niños sólo están sujetos por el cinturón y no tiene reposacabezas. Solución: un cojín o un hombro mullidito dónde apoyarse.

Al final el alquiler quedó de la siguiente manera:

- Alquiler de un coche de 5 plazas durante 15 días con “Cobertura Premium”: 271€
- Devolución en oficina diferente a la de la recogida: 85€
- Seguro a todo riesgo: 165€. En un primer momento esta cantidad me pareció una burrada por un seguro para el coche, pero ese pensamiento se esfumó en cuanto se abrió la barrera del parking del aeropuerto y me topé con la cruda realidad de una “jungla” en la que no existen líneas continuas aunque estén pintadas en todas las carreteras, en la que los “ceda el paso” se convierten en paso yo y tú te esperas aunque vengas por la derecha, por la izquierda o por el centro, en la que las señales de “stop” no se entienden porque están escritas en inglés y en la que los peatones son verdaderos suicidas que se juegan el tipo en cada cruce.

El tráfico es tan disparatado que hoy los 165€urazos me parecen hasta poco.

Casi se me olvida y es muy importante, llevad antimosquitos.

Gracias por haber llegado hasta aqui!!

Estas son las dos guías que nos han ayudado a organizar el viaje:


Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas o compras a través de estos enlaces nosotros obtenemos una pequeña comisión sin que por ello se encarezca el precio final para ti.

Share this:

2 comments:

  1. Hola Marta, pues por lo que veo un itinerario muy parecido al que hice yo, lo unico que mi viaje fue en Navidades y de 10 dias. Coincido contigo en la mayoria de tus impresiones, sobre todo la falta de distracciones para niños en las ciudades (que se puede viajar bien con niños), pero vamos que no es un destino childfriendly que digamos...y muy bueno lo de "contenta de pagar los 165 euros del seguro a todo riesgo nada más salir del aeropuerto", verdad? conducir alli es una locura, Imprescindible seguro a todo riesgo. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad que si? yo pensaba sobre todo en Palermo, a ver, si no invierten en limpieza no van a hacerlo en parques. Y lo de la conducción es de locos total, no imposible, pero el seguro a todo riesgo es el consejo nº1.

      Eliminar