Vacaciones con niños en Tarragona


Si estáis pensando en unas vacaciones o escapada de unos días con los niños sin muchas complicaciones, un viaje fácil, buen clima casi asegurado, con alojamientos donde los pequeños disfruten y, por ende, los padres descansen, que incite tanto al “slow travel” como al “no parar travel” en un entorno privilegiado que va de la playa a la montaña pasando por rutas culturales y pueblos medievales sin bajar un milímetro el listón de interés para toda la familia, Tarragona es muy buena elección.

Antes de continuar me voy a sincerar: Nunca hemos estado de vacaciones por Tarragona. Nos ha pasado algo aún mejor, hemos vivido (en) Tarragona durante casi dos años que “casualmente” han sido unos de los mejores de nuestra vida.
Es difícil ser objetivo a la hora de hablar de un lugar cuando guardas en tu memoria tantas tardes de playa y noches de fogata en la azotea. Se complica más aun cuando allí has conocido a gente fantástica que te ha hecho sentir como en casa y se hace casi imposible con todos los recuerdos que nos llevamos de los “primeros pasos” de nuestra pequeña.

Sin embargo, a pesar de que es obvio que miramos a Tarragona con muy buenos ojos,  la hemos vivido el tiempo suficiente como para no equivocarnos al recomendarla como #viajeenfamilia ideal.

Después de Tarragona en 8 esenciales y del Camino de Ronda I: senderismo entre playas, ahora os damos unas cuantas razones para venir a Tarragona con niños más allá de su plan estrella Portaventura y de sus magnificas playas (de mis favoritas te hablaré más abajo).
UN DÍA EN TARRAGONA
Merece la pena una visita a Tarragona ciudad. Se puede hacer una rutilla por la Tarragona romana visitando sus principales ruinas, como la muralla y el espectacular anfiteatro con el mar como telón de fondo, callejear por la “Parte alta” o casco antiguo de la ciudad, sin perderse la calle de los Pivots y por supuesto la Catedral y llegar hasta el Balcón del Mediterráneo para admirar las vistas de la playa del Miracle.
Calle de los Pivots, Tarragona


Cómo los que vamos con niños pequeños sabemos la importancia de hacer una parada “parqueril”, en la plaza Verdaguer hay una buena zona para ellos.

Junto al anfiteatro están los jardines del Miracle o Parque de las Tres Granotes, muy bonitos para pasear y que también cuenta con el pack: chiringo + pequeño parque infantil. No sabemos cómo será la comida y el servicio pero la vista y el ratillo de tomarte algo medianamente tranquilo lo tienes.
Anfiteatro de Tarragona

Balcón del Mediterraneo
Casi siempre hay pompas en el Balcón del Mediterráneo
Si ya habéis llegado al Balcón y todavía hay tiempo y ganas os aconsejamos cruzar la pasarela y llegar hasta el puerto en el Serrallo, el antiguo barrio de pescadores.

Las lonjas y naves de reparación de barcos se han reconvertido en espacios multiuso dónde se pueden disfrutar de exposiciones (fotografía, arte, historia), el Museo del Puerto de Tarragona, obras de teatro y actuaciones musicales.

No siempre la mezcla de lo moderno y lo tradicional queda bien, pero en este caso ha sido todo un acierto.

Es una zona muy agradable para pasear disfrutando de la belleza y opulencia de algunos de los yates que están por allí amarrados y haciendo paradas en los 3 o 4 parques infantiles que vas encontrando y que harán las delicias de los peques y de los que no lo son tanto.

Podréis terminar el día más a gusto que en brazos en alguna heladería o restaurante de pescado (o ambos) del Moll de Percadors.

PUENTE DEL DIABLO
Una excursión que tampoco me perdería, fácil pero muy chula, es el Acueducto romano de les Ferreres, más conocido como Pont del Diable (Puente del Diablo). En medio de un pequeño bosque de pinos, una increíble obra de ingeniería romana que se construyó para abastecer de agua a la ciudad de Tarraco desviándola desde el río Francolí.  

Podréis dar sencillas caminatas por el entorno y cruzar el puente de punta a punta.

Se encuentra a 4 km de la capital, con un acceso fácil desde la AP-7 dirección Tarragona, el monumento se divisa desde la autopista y está señalizado en ambas direcciones. Hay área de descanso donde dejar gratis el coche (mejor ir sin maletas). La entrada es libre y gratuita.
Puente del Diablo
AQUOPOLIS
Nada como un parque acuático para diversión de toda la familia, que los niños acaben reventaicos y tú por fin vuelvas a sentir lo que es dormir de un tirón. En el Aquopilis Costa Dorada, frente a la misma playa de La Pineda, tendrán entretenimientos para todas edades, atracciones más adrenaliticas, moderadas e infantiles.

El parque cuenta entre su oferta de atracciones un delfinario. Sabemos que un delfinario es una oportunidad muy tentadora de “acercarse” a estos apasionantes animales, sin embargo, nosotros somos de los que pensamos que este tipo de “espectáculos” deben desaparecer. No debería haber animales en cautividad salvo que en dichas condiciones se pueda garantizar que su calidad de vida es mejor que la que tendría en su entorno natural.

Por supuesto que cada uno haga lo que quiera pero sugerimos que eches un vistazo a este enlace y luego decidas.

Para ahorrar unos eurillos recuerda comprar las entradas a través de la web del parque.

AQUUM SPA
¿Relax y niños en la misma frase? Parece incompatible, de hecho lo es, pero teniendo en cuenta que desde la llegada del retoño la experiencia más cercana a un spa que has tenido es que te laven el pelo en la peluquería o sentir el vapor de la olla exprés en la cara, esto te sabrá a gloria aunque nosotros no hemos podido llegar a experimentarlo. Además ver sus caritas sonrientes sintiendo los chorrillos por la espalda tampoco tiene precio. 

No es habitual que a un spa dejen entrar niños pero en el Aquum Spa & Wellness en la Pineda, están permitidos a partir de 5 años. ¿De verdad vas a dejar pasar esta oportunidad?

PARQUES DE AVENTURA ENTRE ÁRBOLES
Otra buena opción para pasar un día emocionante en familia es el Jumpland Aventura en Cambrils que incluye circuitos multiaventura de diferentes niveles, tirolinas y otros  juegos y actividades o en el JungleTrek en Tamarit, con 11 circuitos diferentes y más de 130 juegos adaptados a diferentes edades y dificultades.

CAMBRILS
Tanto para pasar el día como para alojarse, si quieres un lugar animadito y también muy concurrido en temporada alta, con muchos servicios y playas ideales para niños, Cambrils es una estupenda elección. Lo decimos nosotros y la Generalitat de Cataluña que lo certifica con el sello de calidad como Destino de Turismo Familiar, igual que las localidades de Salou, La Pineda, Calefell, El Vendrell y las montañas de Prades.

9 playas, un mini-club con monitor, público y gratuito en la playa de Cavet durante julio y agosto para niños entre 4 y 10 años, varias zonas de juego infantil, un parque de aventuras y un carril bici de 20 km de los cuales 9 van bordeando la costa, son algunos de los atractivos para las familias con niños.
Carril bici de Cambrils

También está el Parc Samà, un gran jardín histórico y botánico que seguramente  te parecerá una visita irresistible si ves algunas fotos. Sin embargo, nosotros no lo recomendamos, mejor dicho, no creemos que merezca los 8€ que vale la entrada general.
Es un lugar agradable para pasear, tiene un laberinto de maíz entretenido para los niños y un bonito rincón con su lago, cascada y puentecitos de madera. Por lo demás, nos parece que está bastante descuidado, desde luego, se le podría sacar mucho más partido.

RUTA CISTER
Es un recorrido por tres monasterios donde habitaron los monjes de la Orden Cister: Poblet, Santes Creus y Vallbona de les Monges.

Esta ruta se puede realizar a pié o en bicicleta (forma parte de la red de senderos GR175), eso sí, salvo excepciones ultrahumanas, te llevará varias jornadas llevarlo a cabo ya que este itinerario ronda los 100km.
Ruta Cister
Si no cuentas con tanto tiempo ni musculatura y además vas con niños lo mejor es  recorrer la Ruta Cister en coche. No invertirás más de una jornada en llevarla a cabo y tus piernas lo agradecerán.

La ruta completa con niños puede ser un poco pesada salvo que sean unos amantes de la historia y el arte. Si este no es tu caso, y la paciencia de tus peques no va más allá de un par de horas de monumento, debes visitar al menos el Monasterio de Poblet declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

MONTAÑAS DE PRADES
Las Montañas de Prades es uno de los cuatro destinos de Cataluña con el sello Naturaleza y Montaña en Familia. Varios de sus municipios se lo han currado para ofrecer servicios y equipamientos adaptados a las necesidades de las familias.

En este enlace puedes consultar las propuestas de ocio, los alojamientos y los restaurantes con los distintivos de destino de Turismo Familiar que hay en los municipios de la zona.

Algunas de las cosas que puedes hacer por aquí son deportes acuáticos (hidropedal, kayak, paddle surf) en el Pantano de Riudecanyes, rutas sencillas de senderismo como la de Fonts del Brugent desde Capafonts o la ruta de las setas pintadas en el bosque de Poblet (puedes verla aquí) en Castellfollit , rutas de cicloturismo, escalada de iniciación, tiro con arco, rutas a caballo, visitar el Monasterio de Poblet que ya mencionamos antes y Siurana, uno de los pueblos más bonitos de Cataluña. 


Siurana
Siurana

PARQUE NATURAL DELTA DEL EBRO
Es el segundo humedal más importante de España sólo detrás del parque nacional de Doñana. 320 Km2 (que se dice pronto) de arrozales, grandes lagunas, playas kilométricas y multitud de puntos de avistamiento de aves autóctonas y migratorias.
Ojo, como acabo de decir, es enorme y queda más o menos a una hora en coche de Tarragona. Conviene llevar los deberes hechos habiéndonos informado bien de qué queremos ver/hacer, los desplazamientos y los tiempos y dejar poco lugar a la improvisación, sobre todo, viajando con niños.

En nuestra primera visita fuimos a “pecho descubierto” y la cagamos con todo el equipo.

Aconsejamos dejarte guiar por el GPS, llevar prismáticos, gorra, gafas y crema de sol y antimosquitos. Puede hacer mucho viento, mucho calor, mucho sol,  y nada de sombras. Entre mayo y junio es la mejor época para visitarlo en cuanto a paisaje pero en la que también empiezan a abundar los mosquitos.

El Delta del Ebro se puede disfrutar con niños de muchas maneras (sobre todo si son más mayorcitos), estas son las más apetecibles para nosotros:

-Rutas en Kayak o paddle surf. Puedes echar un vistazo a esta web.

-Crucero por el río hasta la desembocadura.

-Explorar la zona en bicicleta, aquí todo es llano. Una de las rutas más populares es la que rodea la Laguna de l’EncanyissadaEn PobleNou del Delta, como en Deltebre, la Casa de Fusta o Sant Carles de la Rápita se pueden alquilar bicis.

-Faro del Fangar es uno de los lugares más especiales del Delta pero ten en cuenta que dejas el coche junto al restaurante los Vascos y desde ahí caminando unas 2 horas y media para llegar.

-Avistamiento de aves. Si te mola eso de "ver pájaros" tienes posibilidad de hacerlo con un guía o por tu cuenta en cualquier estación del año. El Delta te brinda una estupenda oportunidad de disfrutar de multitud de aves fascinantes en su entorno natural.

-Parque Deltaventur. En medio del Delta el parque de aventura y naturaleza más grande de Cataluña. Tiro con arco, puentes tibetanos, el rocódromo, tirolina, circuito de Quads, pista de destreza, rutas en kayak o alquiler de bicis para pasear por el exterior del parque son algunas de las actividades que ofrece este parque.

-La puesta de sol en la Playa del Trabucador.

MONTBLANC
Bien sea como parada improvisada (dentro de la Ruta Cister o en el camino que une Tarragona con el centro y el noroeste de la península, por ejemplo) o bien como jornada planificada dentro de tu viaje por estas tierras, Montblanc es obligatoriamente recomendable.

Montblanc es un pueblo medieval que destaca fundamentalmente por ser el recinto amurallado más grande de Cataluña.

Además de andar el muro por encima, por debajo y por los lados puedes contemplar la Iglesia de Santa María de Montblanc desde las diferentes perspectivas que facilita la orografía de la localidad.

Otro punto de interés es el Convento de San Francisco, que además de poseer un conjunto arquitectónico bastante interesante, es la sede central del Clickania – Festival de clicks de Playmobil que se celebra en el mes de octubre y que de veras que merece la pena. 

DONDE ALOJARSE CON NIÑOS EN TARRAGONA

Cuando viajas con niños el alojamiento cobra mucha importancia, toda la que no tenía antes, a veces puede ser hasta lo que te haga decidirte por un viaje en concreto. La opción que nosotros miramos primero son los campings con bungalows, suponen mucho entretenimiento para los niños pero sin renunciar a la comodidad.

Por desgracia, en muchos destinos no los encontramos, pero precisamente es uno de los puntos fuertes de la provincia de Tarragona que cuenta con 67 campings nada menos, en playas o en parajes naturales. Por eso, en este post queremos incluir algunos a los que nos iríamos ahora mismo, todos junto a playas que nos gustan mucho, con buenas instalaciones, restaurante, supermercado, programas de animación, zonas de juego infantiles, posibilidad de actividades deportivas para adultos y por supuesto piscina.

Situado en Cambrils, justo en la playa de La Ardiaca, con todos los beneficios que eso supone, ya os hemos dicho antes que a nosotros Cambrils nos gusta bastante, pero también tiene el pequeño hándicap de estar casi a 4 km de todo el meollo, y eso con niños pues ya se sabe… más de una hora andando. Lo bueno, que tiene acceso directo al carril bici del paseo marítimo y en un pis pas estás en el centro.

Este camping está a 7 km de Tarragona, ubicado en un bonito entorno, muy verde y frente a la playa de Tamarit, una playa con bandera azul, es buena aunque no es de nuestras favoritas, pero está justo al lado Cala Jovera, una de las más bonitas de Tarragona, eso sí, muy llena en temporada alta.

Los alojamientos de este camping son magnificos, unos bungalows de lujo, muy bien equipados. Además incluyen toallas, ropa de cama y wifi gratis en todo el establecimiento, cosa que muchas veces no pasa en los campings.

Situado a 5 km de Tarragona y frente a otra de sus mejores playas,  Playa Larga, natural y casi virgen, junto a Cala Romana, magnifica también y a 1,4 de Cala Fonda o también llamada Waikiki, que nos gusta mucho, muchísimo. No es muy fácil el acceso con niños pero merece la pena.

Playa Larga acude mucha gente por la cercanía con Tarragona pero no llega a ser una alfombra de individuos, es larguísima y hay mucho espacio para todos.


Con acceso directo a la Playa de la Mora y al frondoso bosque de la Marquesa. Si te adentras por sus senderos (fácil para niños pero no para carritos) llegas hasta otras playas vírgenes como la de Roca Plana, Waikiki y finalmente a Playa Larga.

Situado a 50 metros de la playa de Calafell. Esta playa no la conocemos pero tiene muy buenas opiniones.

También tienen el plus de incluir sábanas, toallas y wifi gratis en todo el establecimiento. 


Share this:

0 comments:

Publicar un comentario