Kattenkabinet, el museo del gato



Cuando estuve en Amsterdam me pareció que le faltaban pocas cosas para ser una ciudad perfecta, por ejemplo, calles en cuesta con miradores, sol y gatos. Sin embargo, los que sentimos devoción por los felinos tenemos junto a uno de los canales de Amsterdam el Kattenkabinet, el Gabinete de los Gatos, un museo que Bob Meijer hizo en honor a su amado gato pelirrojo John Pierpont Morgan que vivió entre los años 1966 y 1983, claro que poniéndole ese nombre tampoco es extraño que le haga un museo de estas características.

Todos sabemos que los gatos actualmente son los reyes de internet y amos del mundo, pero desde hace miles de años han levantado pasiones. Buena muestra de ello la tenemos en este museo, que recoge todos los regalitos que recibió Morgan y cientos de obras que representan el papel de los gatos en el arte y la cultura a lo largo de la historia, algunos un poco siniestros todo hay decirlo. Hay esculturas, pinturas, carteles, portadas de revistas, postales, y objetos varios, incluso las hay de artistas tan influyentes como Picasso o Rembrandt. 


Uno de los regalos que recibió Morgan fue un billete de dólar con su cara reemplazando el rostro de
GeorgeWashington y la frase “No confiamos en ningún perro” en vez de “Confiamos en Díos”.

"El gato que caminaba solo"

“El más pequeño felino es una obra maestra”  (Leonardo da Vinci)

Todo este arte gatuno está repartido a lo largo de cinco salas de una casa antigua con techos altos y una decoración muy señorial. Además tendrás el consuelo de poder acariciar a los 2 o 3 gatos de verdad que rondan por allí.

Tanto si eres un apasionado de los gatos como si te gustan los museos extraños, este es un sitio más donde acudir en Amsterdam, mientras tanto nosotros seguiremos buscando gaticos por el mundo.
Kattenkabinet en Amsterdam



Share this:

NOSOTROS

De patitas en el mundo nace porque no somos los únicos a los que les gusta compartir el espíritu de VIAJAR y todo lo que esté relacionado. Ni somos los únicos a los que les importa pagar “de más” en sus escapadas porque hay que renunciar a muchas cosas para poder ahorrarlo Tampoco somos únicos por amar a los animales y considerar su mascota como uno más de la familia. Y por supuesto, no somos los únicos padres que no quieren renunciar a sus pasiones e intentan que todo encaje. Marta y David no somos los únicos que tienen un blog de viajes, pero nosotros lo necesitamos para hablar de todas estas cosas.

0 comments:

Publicar un comentario