Granada itinerario 1: Realejo-Campo del Príncipe-Jardines de la Alhambra-Paseo de los Tristes-Plaza Nueva

5 km de subidas y bajadas es un precio muy asequible para disfrutar del desconocido Realejo, los jardines de la Alhambra y el Paseo de los Tristes, ¿te lo vas a perder? Al final de la entrada, si pinchas en la imagen del mapa, puedes ver la ruta al detalle.
 
Partimos de la estatua en la plaza Isabel la Católica (punto muy céntrico y conocido) y ascenderemos por la acera izquierda de la C/ Paveneras hasta cruzarnos con un pequeño callejón llamado C/ Pañera. Tomas la primera calle a la derecha y giras a la izquierda por la Cuesta Berrocal hasta llegar a nuestro primer objetivo: El Mirador de la Placeta del Sol. Aquí se encuentra el último lavadero de Granada. Desde aquí se puede disfrutar de una magnifica puesta de sol sobre el centro y la Catedral.
Mirador de la Placeta del Sol de Granada
Mirador de la Placeta del Sol

Regresamos a la C/ Pavaneras, esta vez bajando las escaleras que se encuentran a la izquierda y tomando la C/ Cementerio de Escolástica.

Un poco más arriba, a la derecha encontramos “La primavera”, uno de los mejores Shawarmas de Granada.

Continúas guiándote por las señales que conducen al Campo del Príncipe. Esta plaza está custodiada por el imponente “Hotel Alhambra Palace” hacia el que tenemos que dirigirnos. Para alcanzarlo debemos cruzar toda la plaza en diagonal hasta el centro de salud, seguimos subiendo por el Carril de San Cecilio hasta llegar a la Calle Antequeruela Baja donde giraremos a la izquierda.

Una vez en la puerta de entrada del hotel sigues recto y bajas hasta la Cuesta de Gomerez donde debes girar a la derecha por el camino sin asfaltar. Subes por el lado izquierdo del Pso. del Generalife hasta el restaurante “La Mimbre” donde giraremos a la izquierda por una pequeña calle que cruza el establecimiento.
Vistas del Albaycin
Vistas del Albaycín desde la Alhambra
Continuamos de frente y al pasar bajo los arcos de la acequia que abastece de agua el palacio, comenzamos a bajar por la empinada Cuesta de los Chinos (escarpada y sin asfaltar pero fácilmente transitable), seguimos el cauce del río artificial que en su día hacía las veces de desagüe hasta toparnos con el río Darro, donde giraremos a la izquierda.
Cuesta de los Chinos de Granada
Cuesta de los Chinos

En este punto, en el croquis de la ruta, giramos a la derecha por la Calle del Avellano para subir hasta la fuente con el mismo nombre y desde ahí poder disfrutar de las vistas al Barrio del Sacromonte. Sin embargo, no recomendamos esta desviación a no ser que vayas sobrado de tiempo y de fuerzas porque es una buena caminata que te puedes evitar. Además tienes que guardar energías porque se avecina lo mejor, La Carrera del Darro o Paseo de los Tristes, como también se le conoce.

Tómate tu tiempo y disfruta de un  merecido descanso en este rincón. Deléitate con un buen masaje o degustando un té en los Baños Árabes, contempla la Alhambra, escucha el sonido de río (si puedes porque los granadinos son muy gritones y ruidosos), fotografía los puentes y deja que el estilo de las casas te lleve al pasado.
Este corto paseo, donde se alzan algunos monumentos indispensables como la Iglesia de San Pedro y de Santa Ana, el Museo Arqueológico o el Bañuelo, conduce hasta Plaza Nueva y su ambiente que es el mejor final para nuestra primera ruta desde el cariño.
El Bañuelo de Granada
El Bañuelo
Paseo de los Tristes
Mapa de la ruta con todos sus detalles pinchando en esta imagen
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=7077313



También ver nuestra entrada sobre los imprescindibles de Granada o completar los itinerarios por la ciudad con estas otras dos rutas: 

Granada itinerario 2: Miradores del Albaycín y Sacromonte




Share this:

NOSOTROS

De patitas en el mundo nace porque no somos los únicos a los que les gusta compartir el espíritu de VIAJAR y todo lo que esté relacionado. Ni somos los únicos a los que les importa pagar “de más” en sus escapadas porque hay que renunciar a muchas cosas para poder ahorrarlo Tampoco somos únicos por amar a los animales y considerar su mascota como uno más de la familia. Y por supuesto, no somos los únicos padres que no quieren renunciar a sus pasiones e intentan que todo encaje. Marta y David no somos los únicos que tienen un blog de viajes, pero nosotros lo necesitamos para hablar de todas estas cosas.

0 comments:

Publicar un comentario