Granada itineraio 2: Miradores del Albaycín y Sacromonte

Esta ruta es una descripción detallada de un itinerario que recorre parte del Albaycín, del Sacromente y los principales miradores con vistas a la Alhambra. Si lo tuyo no es andar y no te van las escaleras, las cuestas, ni la solana típica de estas tierras, también puedes disfrutar de estos miradores empleando el transporte público desde el centro. Al final de la entrada, si pinchas en la imagen del mapa, puedes ver la ruta al detalle.


Como en la ruta anterior, volvemos a salir desde la Plaza de Isabel la Católica, pero esta vez iremos de frente, por la acera derecha de la Gran Vía de Colón hasta cruzarnos con la C/Cárcel Baja donde giraremos a la derecha. Cruzamos C/Elvira y subimos por Calderería Nueva. Esta calle denominada también calle de la teterías, es un pequeño zoco plagado de tiendas de marroquinería y sitios para tomar un té. Pasado el bullicio y aglomeración del primer tramo, llegamos a una pequeña plaza donde se encuentra la Iglesia de San Gregorio.
Calle de las Teterias
Tienda típica de la calle de las teterías
Plaza de la Iglesia De San Gregorio de Granada
Plaza de la Iglesia de San Gregorio

Bordeándola por la izquierda seguimos subiendo los escalones de la Cuesta de San Gregorio. Tomaremos el 2º callejón que encontramos a nuestra derecha dirigiéndonos hacia la Placeta de Porras. Giramos a la izquierda y cruzamos la Placeta de Santa Inés.
A la izquierda aparecerán unas escaleras, subimos y en un instante nos encontramos en el Mirador de Carvajales.
Mirador de Carvajales de Granada
Mirador de Carvajales
Aquí debemos tomarnos nuestro tiempo, disfrutar del agua fresca de las fuentes y de la increíble vista de la Alhambra con la peculiaridad que desde este mirador únicamente se puede contemplar la parte árabe del monumento, es decir, no se ve el Palacio de Carlos V cuya arquitectura rompe la apariencia Nazarí del resto del complejo.
Damos la espalda a la Alhambra, recorremos toda la plaza para tomar el callejón de la derecha (C/Rosal de San Pedro). Tomamos la 2ª calle a la izquierda hasta llegar a la Plaza Almet, donde subiremos por las escaleras de la derecha y giraremos a la derecha hasta el final de la calle donde volveremos a girar pero esta vez a la izquierda, por la Cuesta Aljibe de Trillo.
Al final de esta cuesta subiremos las escaleras y llegaremos al Callejón Tomasas donde giraremos a la izquierda.

Seguimos recto hasta cruzarnos con la C/Camino Nuevo de San Nicolás a la derecha. Nada más hacer el giro en repecho se encuentran unas escaleras que ascienden hasta el famoso Mirador de San Nicolás.
Mirador de San Nicolás
Mirador de San Nicolás
Mirador de San Nicolás
Mirador de San Nicolás
Para, descansa, empápate del ambiente y espera para hacerte la típica foto sentado en el pollete que aun nos quedan muchas cuestas y escaleras.
 

Volvemos a dar la espalda a la Alhambra y seguimos de frente dejando la Iglesia de San Nicolás a la derecha y continuamos hasta unas escaleras a la derecha que cruzan una de las puertas de la antigua ciudad, la Puerta de la Pesas. Al cruzar el arco, si nos fijamos en la fachada podemos ver algunas pesas colgadas. Según la historia, en ese lugar se exhibían las pesas trucadas o falseadas del mercado.
En seguida, la Plaza Larga donde los sábados se monta un mercadillo de barrio.

Seguimos recto por la C/Agua del Albaycín. 

Merece la pena la subida porque es como adentrarse de repente en un pueblo. Continuaremos hasta el final de la calle sin perder de vista las fachadas recargadamente decoradas.
En este punto hay que tomar una decisión que te costará más o menos 1 km. 
Podemos girar a la izquierda hasta el final de la C/Pagés y después también a la izquierda por la Ctra de Murcia. A unos 500 m. al pasar el “Tablao flamenco Albaycín” encontraremos el Mirador de San Cristóbal. Bonito pero no tan espectacular como los anteriores que ya hemos visitado.

Si no vamos bien de tiempo o de ánimos, podemos girar a la derecha por la C/Pagés y prescindir del Mirador de San Cristóbal. Comenzamos a bajar la Cuesta del Chapiz.
A mitad de descenso, a la izquierda está el Camino del Sacromonte que cruza el barrio con el mismo nombre.

Este es el barrio del flamenco, y como este rollo “mola a los guiris” pues casi cada cueva se ha convertido en un tablao-museo-sacacuartos. Sin embargo, es obligatorio subir un poco ya que las vistas de la Alhambra merecen un pequeño esfuerzo.
La Abadia del Sacromonte=opcional.
Si optas por subir a la Abadía, sólo tienes que continuar unos 15 min. por el Camino del Sacromonte hasta llegar a una casa saturada de ornamentos típicos granadinos . Junto a la casa comienza un camino, que puede estar cerrado al tráfico con una cadena. Aquí comienza la empinada subida peatonal que conduce a nuestro destino.

Ojo, si haces alguna foto a la tipical-Granada-fachada que acabo de comentar, tienes que pagar, tal y como dice un cacharro para echar monedas que hay sobre la mesa.

Zigzagueamos un buen rato hasta llegar a la Abadía. Desde el mismo parking se ve todo el Sacromonte, la Alhambra y Granada al fondo. Bonitas vistas, verdad?
Vistas desde la Abadía del Sacromonte
Vistas desde la Abadía del Sacromonte
P.D: Ahora es todo cuesta abajo, y desde el Camino del Sacromonte, puedes coger un microbus extremo que hace un poco de rally por las callejuelas hasta el centro, así que tampoco te quejes que no ha sido para tanto. Ahora a tapear.


Por último, otro mirador mucho menos visitado por ser menos accesible, pero igual de espectacular, es el Mirador de San Miguel Alto, desde donde puedes contemplar unas vistas como estas
Mirador de San Miguel Alto
Mirador de San Miguel Alto

Mapa de la ruta con todos sus detalles pinchando en la imagen 
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=7224327



También puedes ver estas otras rutas:


 

Share this:

NOSOTROS

De patitas en el mundo nace porque no somos los únicos a los que les gusta compartir el espíritu de VIAJAR y todo lo que esté relacionado. Ni somos los únicos a los que les importa pagar “de más” en sus escapadas porque hay que renunciar a muchas cosas para poder ahorrarlo Tampoco somos únicos por amar a los animales y considerar su mascota como uno más de la familia. Y por supuesto, no somos los únicos padres que no quieren renunciar a sus pasiones e intentan que todo encaje. Marta y David no somos los únicos que tienen un blog de viajes, pero nosotros lo necesitamos para hablar de todas estas cosas.

0 comments:

Publicar un comentario