Razones por las que ir a Marruecos

Gato de Marruecos
Gato en una Mezquita
Con el poco tiempo y dinero que tengo para viajar, unido a mi necesidad de conocer mundo, uno de mis pensamientos es “no repetir lugares”, (la excepción a la norma es que me salga gratis), bueno pues con Marruecos me lo he saltado, me atrapó, desde el primer momento supe que volvería como sé ahora que no habrá dos sin tres.

La razón fundamental para viajar a este país es “el efecto marroquí” que aparece en el instante en el que interiorizas el significado de “la prisa mata”  (un dicho muy popular allí). Marruecos invita a vivirlo sin prisa, masticando cada detalle, saboreando cada rincón.

Aquí ponemos algunos de los motivos que hacen de Marruecos un destino muy recomendable:
  • Es muy completo, en un mismo viaje puedes disfrutar de playas, desierto, montañas, valles verdes y ciudades mágicas.
  • Parece que te encuentres en un país muy lejano pero que tenemos aquí al lado. Es exótico, seductor y misterioso, pero a la vez, nos hace sentir como en casa (seguramente por ser de Granada)
  • No solemos dar importancia a los alojamientos, viajamos con bajo presupuesto y con que esté limpio y bien situado nos basta, pero en el caso de Marruecos, alojarse en un en riad es una experiencia que no hay que perderse para que tu viaje sea especial.
  • Por el espectaculo incomparable del desierto.
  • Por su amplio patrimonio histórico.
  • Para callejear por cualquiera de sus medinas y subir a sus azoteas a ver la vida pasar.
  • Por la animación y las compras en los zocos, o aunque no compres, sólo mirar merece la pena. Aunque siendo sinceros, yo sufro como en ningún otro lugar porque me lo quisiera llevar todo.
  • Es un país barato.
  • Por sus colores, su estética, olores, sonidos, su comida, un té de menta inmejorable y sus gatos por todas partes.
Te de menta en Marruecos

Lo que no nos gusta:

El marroquí es muy hospitalario, pero a veces, detrás de toda la amabilidad que te muestran, está el interés para venderte algo, llevarte a la tienda de su amigo, al restaurante donde se llevan comisión, etc., y si pueden timarte no dudes que lo harán.

Son un poco pesados insistiéndote en que compres, o en guiarte por la medina o en llevarte a tu hotel, por supuesto a cambio de propina, como te vean dudar o pararte con el mapa ya están ahí y no es fácil quitártelos de encima, sobre todo cuando son los adolescentes los que te acosan, intentan engañarte diciéndote que hay calles cerradas porque es hora del rezo o cualquier otra historia para que ellos puedan guiarte. Si es de noche y estás en una zona solitaria puedes tener sensación de inseguridad.

Ante esto, tener paciencia, ser firmes y aparentar que sabes perfectamente donde vas.

También es verdad que estos problemillas los vivimos mucho más en Marrakech que en otro lugar, seguramente por el hecho de ser más turística o porque nos pillo de primeras.

*Una opinión muy personal, y que me gustaría contrastar, es que si ya previamente esta cultura no te atrae nada, es posible que tampoco te llegue a gustar y que desees salir de allí cuanto antes.Es típico lugar que odias o amas.
https://www.flickr.com/photos/122411911@N02/sets/72157643811080904/

Share this:

NOSOTROS

De patitas en el mundo nace porque no somos los únicos a los que les gusta compartir el espíritu de VIAJAR y todo lo que esté relacionado. Ni somos los únicos a los que les importa pagar “de más” en sus escapadas porque hay que renunciar a muchas cosas para poder ahorrarlo Tampoco somos únicos por amar a los animales y considerar su mascota como uno más de la familia. Y por supuesto, no somos los únicos padres que no quieren renunciar a sus pasiones e intentan que todo encaje. Marta y David no somos los únicos que tienen un blog de viajes, pero nosotros lo necesitamos para hablar de todas estas cosas.

0 comments:

Publicar un comentario