Marruecos II: Fez y Xauen

Xauen



FICHA DEL VIAJE

Duración del viaje: 5 días, abril 2013.
Gasto total: aprox. 372€ para dos personas (sin contar vuelos a Tánger), desglosado en:

Alojamiento: 147€
-           Fez: Riad Verus (2 noches): 99€
-           Xauen: Hostal Guernika (2 noches): 35,56€ + desayunos: 48€
Transportes internos: 61,18€
-           Grand taxi desde aeropuerto de Tánger a estación de tren: 120 MAD (10,6€)
-           Tren Tánger-Fez: 105x2: 210 MAD (18,7€)
-           Petit taxi hasta la medina de Fez: 20 MAD (1,7€)
-           Petit taxi desde medina hasta estación de bus CTM: 10 MAD (0,90€)
-           Bus CTM hasta Xauen: 70x2: 140 MAD (12,5€)
-           Grand taxi compartido Xauen-Tetuán: 30x2: 60 MAD (5,3€)
-           Bus Tetuán-Tánger: 14x2: 28 MAD (2,50€)
-           Gran taxi desde estación de bus-aeropuerto: 100 MAD (8,9€)
Resto: 163€






Fez
Tras un trayecto de 5h en tren desde Tánger llegamos a Fez, la más antigua de las ciudades imperiales y que sin duda recomendamos.

Con una estancia de dos noches es suficiente para ver lo imprescindible.

Que ver en Fez

La ciudad se divide en tres zonas principales:

Fez el-Bali: (Fez la Vieja) designada Patrimonio Mundial por la Unesco y una de las ciudades medievales habitadas más grandes del mundo. Su entrada principal es la bonita Bab Bou Jelou.

Fez el-Bali

Esta zona es el corazón de la medina y lo mejor que puedes hacer en Fez es adentrarte en ella y explorar su laberinto de callejuelas y zocos escondidos, como el de la henna, el de los carpinteros, la preciosa plaza de los artesanos de latón, y algo que no hay que perderse, las curtidurías, muy representativas de esta ciudad.
No importa si te desorientas, que lo harás, al final siempre encuentras el camino porque hay dos calles principales que llevan a la entrada. El recorrido por la medina puede durar de un par de horas a todo el día, depende de todas las paradas que quieras hacer. A nosotros, el circuito que propone la Lonely Planet nos vino muy bien.
Medina de Fez
Curtidurias de Fez
Curtidurías
*Paseando por la medina llagas a esta plaza que se reconoce por la fuente, la flecha que hemos puesto indica la puerta por la que se accede a las curtidurías.

Entrada a las curtidurias en la Medina de Fez


- Fez el-Jdid: (Fez la Nueva): contiene el Palacio Real, que sólo se puede ver por fuera, y el mellah, o judería, donde está el cementerio judío con todas sus tumbas en una colina y una sinagoga. Unos bonitos jardines y un mercado al aire libre donde hay muchos locales comprando.
- La ville nouvelle: la moderna zona administrativa. Nada de interés.

Para tener las mejores vistas de la ciudad hay que subir a Born Nord o a Born Sud en las colinas del sur, sobre todo al atardecer. El camino merece la pena pero si prefieres un taxi, desde Bab Bou Jelou, la puerta de la medina, cuesta unos 7 MAD.
Born Nord en Fez
Otras recomendaciones

Lo mejor es alojarse cerca de la entrada principal de la medina, Bab Bou Jelou. Nosotros lo hicimos en el Riad Verus, nos gustó bastante, no está exactamente en la puerta pero está a dos minutos, viene indicado el camino si te fijas bien.
Riad Verus de Fez
Cenar en Thami´s, otra vez cerca de la puerta Bab Bou Jelou, está en una esquina y bajo una morera, es fácil de ver. La comida es buena y estarás muy entretenido viendo el ajetreo de la medina.

Dentro de la medina, el Café Clock, un café lounge muy bien decorado y con una fantástica terraza con una estupenda puesta de sol, perfecto para descansar del bullicio. 




Xauen

Ahí, al pie de los picos del Rift, asoma Chefchaouen. Estamos en medio de Marruecos y es como si volviera a casa porque Xauen mantiene intacto su toque andalusí.
Xauen
Desde que ví “Bajarse al Moro”, deseaba visitar este precioso lugar. He de reconocer que superó con creces mis expectativas. Sus estrechas calles azules de  la medina, las cataratas y cualquier rincón hace las delicias de un fotógrafo aficionado como yo.
Me encanta el rollo bohemio y sosegado que se respira/inspira en este lugar. Sin duda viviría aquí algún tiempo.
Es un lugar muy manejable, porque cualquier callejuela por que te dejes llevar conduce al centro neurálgico de la población, la Plaza Central. Aquí se encuentra la mayoría de teterías y restaurantes. El lugar perfecto para echar la tarde.
Merece la pena invertir tiempo en subir el río hasta las cataratas que se encuentran en la parte alta del pueblo. Desde este punto arrancan varios senderos que te ofrecen una buena perspectiva para tomar fotos a la caída del sol.

¿Qué no debes dejar de hacer?  
  1. Tomarte un té y comer en la Plaza
  2. Alejarte de pueblo para coger perspectiva y tomar alguna foto
  3. Pasear por su medina
  4. Conseguir hashis bueno y barato
Xauen
En esta ciudad más que en ninguna, lo mejor es alojarse en su medina azul, hay muchos donde elegir, nosotros nos quedamos en el Hostal Guernika. Es un alojamiento con muy buena atención sin complicaciones de idioma, habitaciones limpias y con mucho encanto y una relación calidad-precio adecuada. Es obligado echar un rato en la terraza de la azotea pero por nada del mundo te alojes en las habitaciones de la última planta porque están climatizadas, es decir, te cueces en verano y te congelas en invierno.


Como llegar

- En bus es una parada obligada de diferentes rutas.
- En Grand taxi: desde el aeropuerto de Tánger puedes coger uno por 750 MAD (casi 67€), conviene encontrar otros pasajeros con lo que compartir el viaje y dividir la tarifa o…
- Y esta opción sale más barata, Ir primero a Tánger, y luego a Xauen vía Tetuán también en grand taxi o bus si se prefiere. Pero en Marruecos lo de compartir este tipo de taxi entre varios se lleva mucho, meten hasta 5 más el conductor.

Y para volver igual, la mayoría sólo llegan a Tetuán (30 MAD, 1h), donde hay que coger otro a Tánger o Ceuta.

En nuestro caso, cómo nos dejo en la estación de autobuses de Tetuán, allí mismo cogimos un autobús hasta Tánger

 

Share this:

NOSOTROS

De patitas en el mundo nace porque no somos los únicos a los que les gusta compartir el espíritu de VIAJAR y todo lo que esté relacionado. Ni somos los únicos a los que les importa pagar “de más” en sus escapadas porque hay que renunciar a muchas cosas para poder ahorrarlo Tampoco somos únicos por amar a los animales y considerar su mascota como uno más de la familia. Y por supuesto, no somos los únicos padres que no quieren renunciar a sus pasiones e intentan que todo encaje. Marta y David no somos los únicos que tienen un blog de viajes, pero nosotros lo necesitamos para hablar de todas estas cosas.

0 comments:

Publicar un comentario