Marruecos I: Marrakech, Erg Chebbi, Essouira



Este sería nuestro primer viaje a Marruecos cuando aún no sabíamos que se convertiría en uno de nuestros países favoritos. Debido al tiempo que hace de este viaje, no podemos dar muchos detalles.

Duración del viaje: 1 semana
Día 1: Llegada en avión a primera hora del día a Marrakech
Día 2,3,4: Excursión hasta el desierto de Erg Chebbi.
               1ª noche en Garganta del Dadés y 2ª en el desierto.
               Vuelta a Marrakech
Día 5: Bus a Essaouira
Día 6: Bus vuelta a Marrakech
Día 7: Volver a casa.


MARRAKECH
El viaje tal cual lo hicimos me pareció perfecto teniendo en cuenta que sólo era una semana, pero Marrakech también permite un viaje por si misma. Estar  dos días allí se me quedo corto, y no por falta de tiempo para ver lo imprescindible, los puntos de interés los ves, pero Marrakech me pareció una ciudad para disfrutar con calma, pasear mil veces por el zoco aunque ya lo hayas visto todo, tomar un té de menta en cada una de sus terrazas, ir a un hamman y admirar el espectáculo callejero que se forma cada noche en la Plaza Djemaa el-Fna.
Plaza Djemaa el-Fna


Plaza Djemaa el-Fna
En Marrakech puedes alojarte en la ville nouvelle o en la medina, en mi opinión lo mejor es hacerlo en un riad dentro de la medina, pero para ahorrarte alguna que otra incomodidad, preferiblemente hazlo en una calle cerca de la plaza principal o que sea fácil de encontrar.

El desierto de Erg Chebbi (cerca de Merzouga) está lejos, pero tanto el camino, como llegar hasta allí merecen muchísimo la pena, tu viaje a Marruecos no será lo mismo si no conoces esta parte del país.
Para hacer esta excursión nosotros optamos por un tour organizado de tres días que cogimos desde allí, pero se puede hacer perfectamente por tu cuenta alquilando un coche. No recuerdo el nombre de la agencia, pero la experiencia fue muy buena. Además conocimos a una pareja muy maja con los que después quedamos a cenar el último día en Marrakech.
Desierto de Erg Chebbi
Desierto de Erg Chebbi
En ese trayecto hasta Merzouga, verás las cimas del Gran Atlas cubiertas de nieve, Kasbas de adobe rojo, especialmente la famosa kasba Aït Benhaddou, donde se han rodado varias películas, palmerales, extrañas formaciones rocosas, el Valle del Draa, la Garganta del Dadés y la Garganta del Todra.

Kasbas de Marruecos


ESSAOUIRA
Para llegar cogimos un bus desde Marrakech, el trayecto es de 2h 30´, y costó 75 MAD (unos 6,6€).
Es una ciudad tranquila que por su luz y belleza siempre ha atraído a artistas.
Lo que hay que ver y hacer aquí es pasear por su pintoresca medina amurallada blanca y azul, ver sus coloridas tiendas, sentarte en alguna terraza a ver la vida pasar, como en el resto de lugares de Marruecos, con un té y mucha calma, ir al puerto donde puedes comer parrilla de pescado a muy buen precio en cualquiera de los chiringuitos, pasear por su playa si no hace demasiado viento, porque es bastante frecuente, de hecho la llaman “la ciudad africana del viento” y relacionarse con sus muchos gatos y con su gente, mucho más tranquila con el visitante que en ciudades como Marrakech.

Se suele ver en un día pero nosotros hicimos noche en el bonito y barato Riad Nakhla. 

Medina de Essaouira

Essaouira

Playa de Essaouira

Share this:

NOSOTROS

De patitas en el mundo nace porque no somos los únicos a los que les gusta compartir el espíritu de VIAJAR y todo lo que esté relacionado. Ni somos los únicos a los que les importa pagar “de más” en sus escapadas porque hay que renunciar a muchas cosas para poder ahorrarlo Tampoco somos únicos por amar a los animales y considerar su mascota como uno más de la familia. Y por supuesto, no somos los únicos padres que no quieren renunciar a sus pasiones e intentan que todo encaje. Marta y David no somos los únicos que tienen un blog de viajes, pero nosotros lo necesitamos para hablar de todas estas cosas.

0 comments:

Publicar un comentario